RADIO LUNA AZUL 97.7 HUMAHUACA

http://humahuacalibre.radioteca.net

Monumento al Indio Humahuaca

RESIGNIFICAR LOS MONUMENTOS QUE IMPONEN HISTORIA Y PENSAMIENTO DESDE UN PUNTO DE VISTA AJENO AL INDIO.

Hay centenares de monumentos en nuestro norte argentino pues ellos simbolizan victorias, triunfos, fundaciones, conquistas, intentan perpetuar historias y eternizar hombres, próceres, héroes de la Argentina criolla. ¿Para los indios que hay? Nada…

RESIGNIFICAR LOS MONUMENTOS QUE IMPONEN HISTORIA Y PENSAMIENTO DESDE UN PUNTO DE VISTA AJENO AL INDIO. (texto Completo)
Monumento a los Héroes de la Independencia Argentina por Monumento al Indio.
Humahuaca – Jujuy – Argentina.
Ser Jatun Inti – Sergio Daniel González
La historia oficial intenta perpetuar sus héroes y crea personajes sustentándolos con fundamentos falaces. Más el indio es la cara oculta, el invisible al que hay que, en lo posible, desaparecer.
…” Forzoso es decir algo sobre los apellidos de los indios en general. Salvo algunas excepciones, en la mayoría de los casos de trata de nombres castizos que reemplazaron a los originales. Esta situación se llevaba a cabo cuando los niños eran bautizados, o en su defecto, años después al ingresar al servicio militar. En cualquiera de esas oportunidades el sacerdote o el oficial limpiaba los residuos de paganismo anotándolos en los registros “civilizando” su identidad. No olvidemos que hasta la última reforma constitucional de 1994 el articulo 67 inc 15, hablaba de la conversión lisa y llana de los indios al catolicismo. En vista de ello los sacerdotes y militares no hacían otra cosa más que cumplir con un precepto constitucional. De esa forma, sustituyeron los nombres indígenas con denominaciones evidentemente piadosas como los transparentes apellidos Iglesias o Cruz. También fue utilizado Ramos (por el domingo de ramos) y flores (por las flores del altar). Los nombres en general respondían a las fechas del calendario eclesiástico. Por el lado del ejército, según los casos, se adjudicaban los apellidos del militar instructor, pero también era muy usual la utilización de los nombres de próceres” … – Los indios invisibles del Malón de la Paz – Marcelo Valko.
A diez kilómetros hacia el sur del Pueblo de Humahuaca está la Comunidad indígena de Uquía, allí se realiza, un día antes del carnaval, un gran festival denominado “Festival de la Chicha” es aquí donde se inicia en mí una reflexión al escuchar a un hermano indígena que ofició en la fiesta de conductor locutor.
Esta experiencia me lleva a la reflexión profunda sobre nuestra identidad cultural y a cuestionarme como revertir o que estrategias ejecutar para bloquear el vigente proceso de neo colonización del que somos víctimas, proceso que ahora no está solo en manos de los nietos de los invasores, sino que ahora son nuestros propios hermanos los que intentan “educolonizarnos”.
El escrito que presento no es un texto de rigor académico más es un aporte desde mi pensamiento y vivencias como indio de la Quebrada de Humahuaca.
De una forma casi despectiva como un maestro autoritario de esos de los de antes, el “locutor popular” con cara de indio kolla (morocho color a tierra, pómulos salientes, labios gruesos, ojos sesgados pelo negro y grueso) en lo alto del escenario y con el micrófono en mano decía al público presente en el “Festival de la chicha” : -Hoy a hs. 20, en Humahuaca, es el “Encuentro de Músicos” en la explanada al “Monumento a los Héroes de la Independencia” están todos invitados y… por favor!! ya no digan más como algunos dicen “Monumento al Indio” no sean ignorantes hace falta un poco de cultura de vez en cuando… y la gente aplaudió y silbó mientras hacían salud y se preparaban para seguir bailando, pintados y perfumados por el talco del carnaval que se ya aproximaba. Seguramente la aclaración cultural estaba motivada por las celebraciones del bicentenario de la mal llamada “Batalla de Humahuaca” acción que intenta ponderar el espíritu patriota en el norte argentino, próxima a celebrarse (1 de marzo) El locutor con rasgos indígenas quiso poner su cuota de cultura y sabiduría en los enfiestados carnavaleros y quedar bien con la elite criolla que promovió esta exagerada celebración que en realidad se denomina “Sorpresa o acción de Humahuaca” y no batalla.
En el Pueblo de Humahuaca (provincia de Jujuy – Argentina) se inauguró en el año 1950 un imponente monumento en honor a los héroes de la independencia argentina. Este monumento, obra del artista Ernesto Soto Avendaño, tardo casi 20 años en ser construido, la obra comenzó a erigirse en el año 1933 en la falda o colina del cerro llamado Santa Bárbara por los jesuitas, allí en ese preciso lugar yacen en la profundidad de la tierra también los restos de nuestros antepasados, el lugar es la continuación de sitio arqueológico de los Omaguacas llamado también Santa Bárbara.
Me llamó a atención “tanta cultura por parte de este locutor popular” que curiosamente se disfraza de kolla solo para el carnaval o en algunos festivales folclóricos. Claro que desde el poder del micrófono este kolla acriollado podía realizar tranquilamente sus discursos de rechazo hacia el nombre de: indio al monumento y resaltar la “verdad” criolla, más el público mucho no prestaba atención, pero era la oportunidad de bajar la línea del criollaje. El mensaje fue dado muy claro, el público alegre y fiestero estaba compenetrado en las fiestas carnavaleras y en las sabrosas chichas de las chicheras. Algunos asintieron con la cabeza como señal de estar de acuerdo, otros silbaron. Me quede reflexionando en nuestros hermanos kollas que a pesar de llevar en su humanidad los rasgos étnicos de una gran cultura la niegan asumiendo otra totalmente diferente. Para estos hermanos el kolla en todo caso solo es folklore y el indio es de la india. La Radio municipal del Pueblo humahuaqueño junto a otros locutores rentados por el gobierno también adoptaron el mismo criterio enfatizando lo criollo y rebajando lo indio. Viva la patria, la patria se hizo a caballo, Humahuaca cuna de la independencia Argentina, Humahuaca el rincón más argentino de la patria… el mensaje se difundía por toda la Quebrada de Humahuaca Patrimonio de la Humanidad desde el año 2002.
Humahuaca es uno de los pueblos de mayor relevancia de la Quebrada de Humahuaca, esta quebrada contiene más de 200 sitios arqueológicos en un recorrido de 150 kilómetros. Humahuaca y los demás pueblos de la Quebrada son herencia viva de la raza de bronce. El Monumento al indio, quiérase o no, refleja eso en su parte central.
Cada vez que tengo la oportunidad y veo atractivo el instante único, disparo mi cámara y capturo imágenes de este imponente Monumento del que hice referencia y luego publico en mi Facebook las fotos tomadas, estas fotos siempre van acompañadas con un texto muchas veces audaz esperando saber que opinan, los que me visitan, de la foto y del texto sobre todo. A muchos les gusta el arte de mi fotografía, otros solo se fijan en el texto e inmediatamente reaccionan con un comentario agresivo, adoptando similares actitudes y palabras al de estos locutores populares, casi al instante como si se tratara del peor pecado del mundo de una blasfemia interviene la voz del criollo o del indio acriollado, adoctrinado enseñando y corrigiendo como se debe pronunciar correctamente: – ¡Por favor no es Monumento al Indio es Monumento a los Héroes de la Independencia! Entonces esta actitud no solo se trata ahora de unos comunicadores sociales arrepentidos de su origen étnico sino de otros tantos kollas más que reaccionan de igual manera.
En el caso del Monumento a los Héroes de la Independencia Argentina yo intencionalmente y porque considero que debe de llevar otro nombre titulo las fotografías como “Monumento al Indio o Monumento al Indio Viltipoco” (líder indio del Pueblo Omaguaca). Es una manera de resignificar el símbolo y la historia que se nos impone.
Tal vez no daría tanta importancia a este tema si se tratase solo de criollos exagerados que creyéndose de la elite humahuaqueña escriben la historia y la fundamentan como pueden. Eso es de esperar. Aquí el problema es que los que asumen esta actitud como propia son los hermanos kollas negando lo propio y aceptado lo ajeno sin tomar una verdadera conciencia histórica. Por lo tanto terminan siendo lo que no son o creyéndose ser superior al indio.
Me crie entre los cerros multicolores y las calles coloniales de mi Humahuaca, y recuerdo que desde niños muchos humahuaqueños hemos llamado al imponente Monumento a los Héroes de la Independencia “Monumento al Indio” quizás porque es un indio de nueve metros de altura su figura principal o porque nuestros padres también lo llamaban así , era el lugar del encuentro y solíamos decir: nos vemos en el indio. Transcurrieron muchos años desde mi infancia y hoy más que nunca reafirmo el nombre que le pusimos en aquellos momentos de nuestra niñez, pues mi identidad, mi toma de conciencia india y lucha indianista que asumo orgulloso así lo requiere, estoy seguro que muchas generaciones futuras también llamaran a este Monumento de la misma manera: Monumento al Indio.
En el mundo de la Humahuaca turística los jóvenes guías humahuaqueños dicen a los turistas al referirse al monumento: – Sr. Turista no se confunda NO es un indio el de la figura principal sino es un mestizo. Ellos, nuestros guías indios kollas, de alguna manera también niegan la palabra indio remplazándola por mestizo y difunden este pensamiento como una verdad.
No son pocos los hermanos kollas los que sin profundizar en las ideologías indígenas y sin tomar conciencia histórica van a negar directamente la palabra indio y van a aceptar cualquier otra como indígena, aborigen, originario… y si la palabra que los identificara es mestizo o criollo mejor.
Decir “Monumento al Indio”, considero yo, es como apropiarnos del arma simbólica del opresor para que se transforme en nuestra arma de lucha ideológica. A ellos por supuesto que no les gusta e insisten con Héroes de la Independencia. Pues pretenden perpetuar su historia y sus intereses sobre los nuestros a través de símbolos y monumentos.
Hay centenares de monumentos en nuestro norte argentino pues ellos simbolizan victorias, triunfos, fundaciones, conquistas, intentan perpetuar historias y eternizar hombres, próceres, héroes de la Argentina criolla. ¿Para los indios que hay? Nada… nuestros cerros, nuestras markas, nuestros nombres y apellidos fueron cambiados, hasta los antigales llevan nombres de santos. Al indio argentino hay que exterminarlo de la faz de la tierra parecería ser el objetivo.
…”La Argentina “blanca y europea” tiene mayor cantidad de indios que nuestro vecino amazónico, no solo numéricamente sino también en relación con el porcentaje total de población. Argentina posee 900.000 indígenas en una población de 38.000.000 frente a los escasos 329.000 indios censados por la fundación nacional del Indio para 185.000.000 de brasileros”... Los indios invisibles del Malón de la Paz Marcelo Valko.
Indefectiblemente la Quebrada de Humahuaca es india, a pesar de la colonización y la evangelización que tanto insistió en cooptar al hombre de la tierra, lo que debemos de entender es que no somos folklore, ni turismo religioso, ni ruinas arqueológicas, ni postal para curiosos, somos hombres y mujeres con un gran pasado cultural e intelectual, somos tierra que piensa.
Decir Monumento al Indio refiere a decir homenaje a nuestros antepasados a nuestros verdaderos héroes, decir Monumento al Indio es recordar a mártires como Tupac Amaru, Tupac Katari, entre otros tantos, decir Monumento al Indio refiere a la erección de una raza y una cultura que otros consideran muerta. Decir Monumento al Indio seria el insulto al criollaje, la cachetada merecida. El monumento al Indio seria la ofrenda vovita del milenario Pueblo Omaguaca, que no tiene ni pretende fundación alguna porque somos milenarios.
Entonces ¿Por qué no resignificar los símbolos y monumentos? ¿Porque seguir aceptado lo que nos imponen?
Ese nombre, “Monumento a los Héroes de la Independencia” le dieron los criollos, es verdad, para reafirmar su independencia criolla mestiza y lamentablemente aceptan los hermanos que quieren ser como ellos o los que por desconocimiento y falta de conciencia histórica absorben en sus conciencias pobres lo que les inculcan desde las escuelas colonizadoras, pues es mi deseo cambiar ese nombre al monumento por varias razones: Los indios todavía no hemos conseguido la tan anhelada independencia usurpada por españoles y criollos. Nos han quitado los nombres de diferentes lugares geográficos y los han bautizado con los nombres extranjeros hasta nuestros apellidos fueron cambiados. La obra de arte expresa un mensaje diferente al que pretende hacernos creer. Desde niños los humahuaqueños lo hemos bautizado monumento al Indio.
La obra de Ernesto Soto Avendaño refleja en su principal estructura central la imagen de un indio gritando liberación. El proyecto original presentado ante el Congreso Nacional se llamó Tupac Amaru …”Se presentaron ocho proyectos: Tupac Amaru, Humahuaca, Epopeya, Flor Tilcarence, Libertad, Dolomita, Centinela de Dios. Los jurados proponen para el primer premio al boceto Tupac Amaru, porque hay unidad en el estilo, maestría en la ejecución, entusiasmo épico y sobre todo un concepto claro que permite facilidad en el entendimiento popular”… Humahuaca Turística Dante Paul Álvarez Dodi.
No se conoce esta parte de la historia del origen de este monumento, pues si se llamó al proyecto original Tupac Amaru la estética artística y la interpretación de muchos es acertada lo que iría en contradicción con lo que se propone desde otros puntos de vista nacionalista. Uno de los fragmentos de la fundamentación del jurado que eligió el boceto ganador dice “sobre todo un concepto claro que permite facilidad en el entendimiento popular” efectivamente es que el pueblo y la gente con su tradición popular los que han llamado a este monumento “Monumento al Indio” e incluso le pusieron nombre al gigante de bronce, algunos lo llaman Diego Viltipoco, otros Pedro Socompa, también recibe el nombre de Chaski.
…”la obra apareció en su desmesura a los habitantes de Humahuaca en 1942. ¿Entendieron sin embargo el impulso creativo del escultor? En la cumbre de una escalera monumental, un gigante de bronce, superando un friso chapada sobre un montón de piedras rojas, parecía gritar su odio y tender un brazo vengador. El escultor lo había llamado “el Grito de la Liberación”.
No es cierto que los naturales de la Quebrada de Humahuaca hayan percibido la alegoría de la nueva raza argentina, anacronismo oportuno, amalgama dudosa, liberándose de los opresores españoles. Quizá simplemente quisieron ver en los rasgos de esta estatua los de antiguos caciques que exigían a sus antepasados por la rebelión contra los hombres blancos, cualquiera que fueran…” La extraña idea de Independencia de Ernesto Soto Avendaño.
http://cerrofitzroy3.blogspot.com.ar/…/la-extraa-idea-de-in…
Rescato de este texto esta frase “Quizá simplemente quisieron ver en los rasgos de esta estatua los de antiguos caciques que exigían a sus antepasados por la rebelión contra los hombres blancos, cualquiera que fueran…” El autor de la obra fue, desde mi punto de vista, más allá del simple homenaje a los héroes de la independencia, él quiso que el pueblo se identificara con sus raíces profundas y reflexionara. El gigante de bronce parece gritar con odio liberación y no libertad.
Realmente es increíble como caló profundo la palabra del criollo blancoide como si fuese la única verdad, la palabra del blanco cala como la gota de agua en la piedra, la palabra del blanco perfora la conciencia del indio sumiso, indio que luego se entrega dominado y manso al servicio para que hagan de él lo que los opresores deseen. Esclavo, siervo defensor, tirasaco de la sede peronista o del comité político radical.
Los argentinos descienden de los barcos, el refrán debe cumplirse, pues la imagen y la historia de los indios no cabe en la conciencia de los criollos y es preciso adiestrar al indio a través de una buena educación para asimilarlo o invisibilizarlo. Domingo Faustino Sarmiento el padre de la educación argentina sabía lo que quería: civilizar al salvaje o exterminarlo … “¿Lograremos exterminar a los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”. Domingo Faustino Sarmiento. El Nacional 25 –nov – 1876”…
http://arecoaldia.blogspot.com.ar/…/frases-de-sarmiento-con…
Hoy en pleno siglo XXI la educación argentina sigue considerando a Sarmiento un prócer y sobre todo Padre de la Educación. El actual Ministro de Educación Esteban Bullrich decía en una de las sedes de la Universidad Nacional de Río Negro : “Esta es la nueva Campaña del Desierto, pero sin espadas con educación”… Consultado el historiador Sergio Wischñevsky remarco “lo más triste es que esa campaña fue un genocidio. Miles de indios fueron exterminados o enviados a la Isla Martín García, fueron torturados en lo que puede analizarse como uno de los primeros campos de concentración. Marcelo Valko en su libro Pedagogía de la Desmemoria cuenta que hubo una epidemia de viruela que mató en masa a los indios, hicieron hornos crematorios y a los muertos para que no contagien los iban tirando a los hornos. A los chicos que quedaban huérfanos los ofrecían en avisos en los diarios, que decían ‘pequeño indiecito se vende para servicio doméstico y otros quehaceres”.
https://www.pagina12.com.ar/…/elpa…/1-309499-2016-09-16.html
Conociendo parte de la historia, los docentes kollas de Humahuaca y de la provincia de Jujuy adiestrados en las escuelas normales centenarias y en los magisterios colonizadores, siguen a pie de la letra los preceptos de los que los oprimen, las víctimas son los niños indios del norte argentino.
El indio tendrá que ser en el mejor de los casos gaucho o “gaucholla” de esa manera esconderá su vergüenza infundida por siglos. El criollaje impuso en el imaginario del indio la sobrevaloración del gaucho argentino, la guerra gaucha por la independencia argentina, por eso es el Martin Fierro, la obra literaria de José Hernández, otro de los iconos del criollaje argentino.
…”El gaucho define a los indios como “hormigas” que día y noche están despiertos, que son muy buenos con la lanza y con las bolas, y si agarran a algún contrario sin vida seguro lo dejan. También los define como “tortugas” porque son duros de matar, y si los llegan a destripar recogerían las tripas y irían huyendo, también que eran ladrones que robaban por robar, que tomaban cautivas y les descarnaban los pies. El decía y cito: “Nadie le pide perdón al indio: pues donde entra roba y mata cunto encuentra y quema poblaciones” “No salvan de su furor ni los pobres angelitos, viejos, mozos, y chiquitos los mata del mismo modo porque el indio arregla todo con lanza y con los gritos” En resumen para el gaucho, el indio era una porquería que servia solo para matar, robar, y hacer maldades, y también eran como una “plaga”, duros de matar y encima se defendían muy bien”.
http://soad-palazzio.blogspot.com.ar/…/discriminacin-contra…
Los objetivos que ellos pretenden muy lejos están de fortalecer nuestra cultura y devolvernos todo lo que nos corresponde, la reparación histórica es una mentira. ¿Dónde están los indios que gritaron independencia? ¿dónde están los indios que gritaron libertad?, no existen los indios fueron usados, engañados. ¡En todo caso el indio grita con odio liberación!
El verdadero objetivo de esta sociedad occidental es hacernos serviles civilizados, asimilarnos a su pensamiento a sus intereses a su cultura, por lo tanto los monumentos serán la imagen de sus pensamientos e ideales. Pero aquí algo está fallando y es necesario corregir. ¿Qué es lo que realmente expresa el Monumento de Soto Avendaño? ¿Qué pretenden que interpretemos los criollos y que interpretamos los indios? Las preguntas quedan abiertas.
El criollo quiere que el indio deje de ser un indio par ser un mestizo gaucholla y el monumento no debe ser al indio sino a los héroes de la independencia criolla argentina donde los protagonistas son los gauchos.
No es difícil darse cuenta. Y una vez que el delicado trabajo colonizador está terminado desde los diferentes centros colonizadores estratégicos (escuelas, iglesias, medios de comunicación con sus locutores, planes del gobierno) el indio kolla se comporta de igual manera a su adiestrador y se transforma en un perro fiel obediente a las ordenanzas y directivas inculcadas a la fuerza y con sangre. Pues el indio se transforma en capataz del patrón para adoctrinar a otros indios hermanos y de la misma manera, con el mismo rigor o talvez peor, de allí el dicho: – No hay peor enemigo del indio que el propio indio, o la otra que dice: – El indio se vuelve jodido cuando se pone botas, sobrero y pañuelo.
De vergüenza muchos indios acuden a las botas, al sombrero y al pañuelo creyendo que escondiendo bajo el catre y los cueros de llamas las ushutas, el chulo o la chuspa y poniéndose las bombachas ha subido su estatus social y luego de la metamorfosis el indio pasa a ser un gaucho que monta su pobre caballo chuncho y cree estar en un percherón de pura sangre. Ellos los kollas que creen ser gauchos son ahora más que indios han dejado la vergüenza, y para que el cambio sea más efectivo dejan crecer sus barbas lampiñas para parecerse a sus amos terratenientes el Coronel Eduardo Arias, el Coronel Manuel Álvarez Prado o al General Martin Miguel de Güemes. En realidad, este indio es un Gaucholla mitad kolla y mitad gaucho es un negador de su verdadero origen indio. De estos tenemos muchos y por desgracia nos dividen.
Si bien el Monumento a los Héroes de la Independencia está erigido en el histórico Pueblo indígena de Humahuaca, por haber sido uno de los lugares donde se libraron más combates en contra los invasores españoles. Los indios aun buscamos nuestra total independencia, los indios no somos los héroes de la independencia criolla argentina en todo caso somos los usados, los despreciados, los marginados.
Más allá del nombre original nosotros los indios No debemos seguir aceptado la historia oficial que no hace otra cosa que pretender exagerar el patriotismo argentino, los indios fuimos víctimas de ambos bandos tanto de los invasores españoles como la de los invasores criollos. Al tomar conciencia histórica nosotros los indios kollas, los Pucas, los Caris, los Salas, Toconas, Viltes, Mamanis, etc. debemos rebautizar lo que consideramos que nos representa como es el caso de esta obra de arte erigida en el filo de nuestros antigales. El reinterpretar o resignificar estos monumento y símbolos fortalecerá nuestra identidad más allá de las pretensiones criollas originales. Por lo tanto, para mí y para los que luchamos por nuestra verdadera independencia y libertad será siempre, esta obra, Monumento al Indio de Humahuaca
La sangre llama a la sangre, solo el indio liberara al indio. Unidos ¡Cambiaremos, resignificaremos, rebautizaremos, recuperaremos tomando conciencia histórica el poder indio y sino quedan otras alternativas con conciencia revolucionaria voltearemos, tiraremos, demoleremos los emblemas criollos y erigiremos con orgullo lo nuestro y allí si podremos levantar el brazo vengador, como el gigante de bronce, diciendo ya no con odio, sino con orgullo, LIBERTAD! LIBERTAD! LIBERTAD!
Ser Jatun Inti – Sergio Daniel González
Humahuaca – Jujuy – Argentina
Bibliografía consultada:
Los indios invisibles del Malón de la Paz – Marcelo Valko – Editorial Madres de Plaza de Mayo
Pedagogía de la desmemoria – Marcelo Vlako – Humahuaca Turística – Dante Álvarez Dodi – Editorial Alpa- Tour
Indianismo – Ayar Quispe
Revolución India – Fausto Reinaga
Páginas web consultadas:
http://soad-palazzio.blogspot.com.ar/…/discriminacin-contra…
https://www.pagina12.com.ar/…/elpa…/1-309499-2016-09-16.html
http://arecoaldia.blogspot.com.ar/…/frases-de-sarmiento-con…
http://cerrofitzroy3.blogspot.com.ar/…/la-extraa-idea-de-in…

Última modificación: 13 de agosto de 2017 a las 23:37
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.